Hacia una institución libre de discriminación por expresión e identidad de género

Hace cinco años, el 29 de agosto de 2014, el Consejo Superior de la UADER promulgaba la Ordenanza CS N°038, mediante la cual se estableció en todas las dependencias académicas y administrativas, el reconocimiento de la identidad de género adoptada y autopercibida de cualquier persona. La Mesa de Género celebra la vigencia de esta normativa inclusiva.

Considerando la existencia de un marco normativo que incluye tratados y convenciones internacionales; leyes y decretos nacionales sobre derechos humanos aplicados a la orientación sexual y la identidad de género; como así también la lucha del movimiento travesti y trans de Argentina, hace cinco años la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) aprobaba una normativa inclusiva que marcaría un importante precedente institucional en materia de prevención y erradicación de la discriminación y la violencia en todas sus formas, para la construcción de ámbitos universitarios no excluyentes.

Se trata de la Ordenanza CS N°038, emitida por el Consejo Superior el 29 de agosto de 2014, en cuyo artículo primero se declara a la casa de estudios «libre de discriminación por expresión e identidad de género»; y se establece, en el segundo artículo, que todas las dependencias académicas y administrativas, en toda circunstancia, deben reconocer la identidad de género adoptada y autopercibida de cualquier persona a su solo requerimiento, cuando ésta no coincida con su nombre y sexo registrales.

La normativa refleja de este modo, al interior de la Universidad, el espíritu de la Ley Nacional de Identidad de Género y de los Principios de Yogyakarta (documento de expertos con recomendaciones para los gobiernos y las organizaciones sociales).

A través de la Mesa de Género de la Universidad, que coordina el Programa Integral «Género, Derechos y Salud» (Secretaría de Integración y Cooperación con la Comunidad y el Territorio) con participación de las cuatro facultades, se recuerda a la comunidad universitaria la vigencia de esta ordenanza, que garantiza a la persona que lo requiera la utilización del nombre elegido, mediante la presentación de una nota por única vez y con carácter de declaración jurada.

En complemento, la normativa prevé la promoción de acciones de sensibilización, formación y construcción de prácticas no discriminatorias; y el impulso de actividades de docencia, investigación y extensión que aborden la temática de la expresión e identidad de género.

«Creemos que esta ordenanza realiza un aporte destacado en la construcción de una universidad que pueda ser habitada por las identidades de género en toda su diversidad», seañló a propósito Gonzalo Molina desde el mencionado programa.

VER ORDENANZA

Consultas: programagenero@uader.edu.ar | @ProgramaGenero